Recursos para padres

Soluciones prácticas para los problemas cotidianos de los padres

Objetivo del blog...

Ayudar a que todos los padres logren obtener de sus hijos lo mejor de ellos mismos pero, a poder ser, sin perder su propia cordura.

Todos los casos (o casi) que voy publicando los he experimentado con mis propios hijos.

Sé de lo que hablo.

Porque ser padre es...

el trabajo más difícil, y a la vez, más gratificante del mundo.

Pataleta

Este es un vídeo histórico, hace ya años que lo conozco, pero me decido a incluirlo en el blog porque me parece paradigmágitco de la forma de actuar de los niños cuando tienen una pataleta, rabieta o berrinche. No deje de verlo, no tiene pérdida.



Ahí van algunos consejos que los padres deben seguir para solucionar esta situación:
  • Ignorar la pataleta. El objetivo que persigue el niño con la pataleta es llamar la atención de sus padres (en el vídeo se aprecia perfectamente), por ello la actitud a adoptar es retirar la atención.
  • Poner al niño en un rincón si las pataletas persisten. Aleje al niño del entorno de actividad, consiga que se aburra.
  • Actúe contra las pataletas, ocurran donde ocurran. Aunque esté en medio de un supermercado y todo el mundo le mire, usted ignore la pataleta. El entorno no debe influir en la educación.

3 comentarios:

  1. Patricia dijo...
     

    Soy psicóloga infantil, experta en atención temprana y no estoy de acuerdo ni con la interpretación que se hace del video, en tono de burla ni en la forma de afrontar una "pataleta".
    En primer lugar, el nombre ya es de por sí despectivo: "pataleta". Estamos suponiendo que al niño no le pasa nada y que llora pq le da la gana. No creo que un niño pequeño tenga la estructura mental para pensar: voy a manejar a mis padres.
    Tal vez al niño le pasa algo y evidentemente llora para llamar nuestra atención, es decir, para que le ayudemos. ¿Acaso es eso malo? ¿Y qué hacemos nosotros? ignorarle. Bien, imaginemos que un adulto se encuentra mal por algo y llora y le decimos: nada, no te pasa nada, deja de llamar la atención, vete a la esquina castigado.
    No debemos olvidar que el niño no tiene los recursos del adulto y pienso que si nos pusieramos en su lugar todo sería más fácil.
    Es lógico que un niño se enfade si no consigue lo que quiere. ¿Acaso los adultos no lo hacemos?
    Las "pataletas" que ocurren en medio de un supermercado son muy comunes. ¿Acaso nos hemos preguntado pq?Cuando un adulto va a un supermercado, ¿no le entran ganas de comprar más de la cuenta? ¿Y no compra? Pues yo creo que si un adulto no se resiste a la invasión del consumo menos lo hará un niño. Si no queremos que el niño se ponga a llorar pq quiere lo que ve en el super. Bien, no le llevemos al super o hagamos con él un pacto antes de ir (si es lo suficientemente mayor para razonar). De otro modo, esta situación seguirá ocurriendo pq es lo normal. Y por más que pasemos del niño, no hará si no que este se sienta mal.
    ¿Por qué intentamos que los niños se comporten como adultos?

  2. petacos dijo...
     

    Muchas gracias Patricia por tu opinión. La valoro muy positivamente porque creo que aporta un punto de vista muy bueno sobre como hay que tratar la "pataleta justificada" de un niño. Es decir, el berrinche consecuencia del cansancio, sueño, hambre u otros factores.
    Pero, yo, en este artículo, me refería a la "pataleta caprichosa". Es decir, a esos berrinches de niños, normalmente de más de año y medio, que saben que utilizando la pataleta conseguirán que sus padres relajen las normas o cedan a sus pretensiones. Creo que todos los padres hemos sufrido esta situación. Los niños son muy listos y saben perfectamente la forma en que deben utilizar el berrinche para manipular a sus padres. Por ejemplo, esa situación en que justo antes de salir de casa un niño se niega a ponerse él mismo los zapatos, y patalea, protesta, llora, se tira al suelo para evitarlo. Utiliza la pataleta porque sabe que al final sus padres cederán le pondrán los zapatos para evitar que el conflicto vaya a más o por agotamiento.

  3. Anónimo dijo...
     

    Hola soy michelle y aunque no soy psicologa,pero si he trabajado con niños poraños y ahora soy madre de dos niñas y puedo decir q entiendo el motivo por el cual fue hecho este articul y estoy deacuerdo en parte con la spicologa.Como un niño no tiene la estructura mental para hacer o pensar lo mismo de un adulto de esta manera no podemos compararlo con el mismo.Yo pienso q en el caso de un padre,todo papa sabe cuando su hijo le sucede algo ya q lo conoce y siente cuando algo anda mal y cuando simplemente se encapricho con algo,yo no aceptar q por hecho d q un adulto actue incorrecto se lo pertiria a un niño ya q donde pararia la educacion? es importante q nosotros los adultos seamos ejemplo para ellos y no pretender q imiten nuestras malas costumbre.Yo acostumbre a mis hijas a salir a la tienda solo a mirar y comprarles cuando no estoy con ellas,pero cuando tengo q llevarlas ellas saben cuando pueden pedir y cuando no,ya q las primeras peretas q le dieron le di a entender a si no se conciguen las cosas,si un adulto se tiene q diciplinar asi mismo cuando no puede comprar algo a un niño debemos enceñarle cuando no se puede.Cuando mi hija de dos años tiene un beriche yo la dejo q se desahogue y trato de abrazarla si es q quiere algo q entiendo q no puedo darle o es peligroso para ella,trato de ofrecerle otra cosa,si eso no funciona le digo cuando te calmes hablamos y me beo obligada a ignorarla hata q se calme si no se calma la coloco en un rincon,es mejor ignorar q maltratar,muchos padres no tienen la destreza para enfrentar el problema con amor y tolerancia es mejor ignorar y relajarce y luego seguir intentandolo,labarle la cara con agua y con contacto visual explicarle lo sucedido y luego distraerlo para q ambos olviden lo q paso.

Publicar un comentario